lunes, septiembre 26, 2005

Pata de perro



No había podido "postear" porque me la pasé de pata de perro. El jueves fue International Police vol.4

Regresé a verlos ahora acompañado de La Marik, quien aguantó estoicamente el calor, los empujones, el sudor, el humo, los golpes y demás. Fue un mucho mejor lugar el Palacio de los rebotes y aunque el setilst fue mas de mi agrado en WTC, el concierto lo disfruté más acá. Quizá todo se lo deba a la ebriedad. Regresando salimos con Hugo al Travazares por unas chelas y un pane de chistorra que no supo mal.

Viernes, tenía pensado ir al cumpleaños de un viejo amigo pero se cambió de fecha por lo que los planes también cambiaron y decidí salir de marcha con Hugo, una marcha literal. Tenemos la costumbre de caminar por la ciudad y entrar a tomarnos una o dos chelas en un lugar y seguirnos a otro que nos parezca interesante. Empezamos cerca de casa en los "tacos obregón" y después de recargar combustible alimenticio caminamos hasta el "bar bizarro". Casi siempre entramos a lugares donde escuchamos algo de música que nos guste, los Doors abrieron la puerta del lugar bizarro. Tomamos un "biberon" de chela y nos lanzamos a la condesa... no tuvimos mucha suerte así que regresamos al tradicional "jacalito" y al "el-lugar-cubano-del-que-no-recuerdo-el-nombre". Ska, reggae y las no tan queridas cumbias son el plato regular . Ya entradas las 5am regresamos a casa no sin antes encontrarnos al vecino-americanista que nos invitó a echar el fut, no pudimos negarnos. Pero antes de que empezaran las acciones recibí la llamada que me llevaría a mi tercera aventura del fin... irme a Oaxaca al cumple de GaRocha padre.

La ebriedad lo era todo, no había dormido y el camino fue largo y sinuoso. Esa noche sería la fiesta del cumpleaños 50 de Rocha padre y Oaxaca parecía no estar a la vista. Llegamos bebimos acompañados de largas pláticas sobre las bondades de casarse con un cirujano llamado chava, chavita pa' los cuates, elongaciones, silicón, Madrazo, integrarse, Peje, escapadas nocturnas, lo chafa que son los antros, lo fuerte del mezcal y lo bien que es dormir después de un día sin hacerlo.
El regreso fue rápido.

Ya quiero que sea jueves otra vez.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

no tienes llenadera... dirían por ahí

l'aldo dijo...

un día de estos te nos vas a quedar en el camino mi chavo, espero no sea pronto

Xun dijo...

chale, no me digas eso...! ja