miércoles, noviembre 23, 2016

Guía elemental para sobrevivir Japón (aventurero)

La gente es muy amable, aunque no hablen inglés tratarán de ayudarte. Pídeles ayuda a los que esten esperando dentro de las terminales del metro o el tren. Los que caminan a veces te dirán que no porque no tienen tiempo o les da miedo no saber qué decirte.
La señal de NO o NO SÉ lo hacen moviendo la palma de la mano derecha frente a la nariz como de "huele feo".
La señal de cerrado o no permitido es haciendo una equis con tus dos brazos. Generalmente te lo hacen cuando está cerrada una tienda o no puedes pasar a un tren porque es metro y estás usando el Japan Railpass.
La señal de dinero es haciendo un círculo con el dedo índice y el pulgar. Como el del jueguito de que si lo ves te llevas un golpe.

Aquí hay más señales:
http://www.tofugu.com/guides/japanese-body-language/
En Kioto y Nara se puede caminar casi a todos lados, sólo usa el metro si tienes prisa o ya te cansaste. En Osaka y sobre todo Tokio, NO. A usar el metro. No te canses los primeros días si no luego ya no vas a poder darle rudo. 

Cuando subas por las escaleras eléctricas párate del lado izquierdo, el lado derecho debe quedar libre para los que tienen prisa.
Aquí todo es al revés (como en Inglaterra), incluso al caminar toma el lado izquierdo de la banqueta. 

Tanto en el tren como en el metro se debe hacer fila para entrar. Párate a un lado de las puertas.
Los trenes te dicen cuánto tiempo falta tu parada, la mayoría tiene las instrucciones y estaciones en nuestra escritura. A falta de ello recurre al punto uno. Te ayudarán. Sólo señálales a dónde vas.

Casi todas las entradas del metro y el tren, en "los torniquetes" hay una cabina con oficiales. Ellos hablan más o menos inglés o señalando la estación a la que quieres ir o el lugar te pueden decir qué tren tomar. Generalmente te dicen el número del andén.
Sólo saben decir "right" aunque sea izquierda te dirán "right". Jajaja. Eso creo.

Al tren lo identificas con las siglas JR generalmente en verde. A ese entras pasando por los oficiales y mostrando el cartoncito. Te dejarán pasar sin problemas. (En viajes largos te checan y sellan el boleto durante el camino).

La mejor opción para viajes largos es ir a la oficina de JR que está en las estaciones grandes ej. Tokio o Ikebukuro y apartar tu lugar por adelantado. Ellos te dirán todo el itinerario. Hablan máaaaas o menos inglés. Pero te servirá. Puedes reservar el mismo día que quieras viajar sí hay lugares, muchos trenes y horaros.
Para el metro se paga justo lo que vas a viajar. Ejemplo si viajas de Kita Station a Ginza aparece en el mapa donde están las maquinitas el precio (más o menos 390 yenes por viaje). Le das en inglés a la maquinita, le dices que quieres un ticket por un viaje de X precio y te dará un boletito. Le metes el boleto a los torniquetes, pasas y te vas a la estación que quieres ir. GUARDA EL BOLETO, el bolsillo de las monedas del pantalón NUNCA me falló. Al salir, metes el boleto en el torniquete y se lo come y te deja salir o más bien no te cortará el paso. 

¡Corre! Los trenes son muy puntuales.
NO tomes taxi. Es demasiado caro, muy caro.

El tren y el metro interno cierran en entre las 23 y las 00hrs. Aguas. Si te dejó puedes dormir en una camita de esas raras o quedarte en el bar hasta que abran. También los McDonalds son 24 horas.
No hay internet en la ciudad ni en los restaurantes, generalmente, para nuestras líneas. Aprovecha el del hotel. Y busca todo lo que necesites antes de salir, direcciones, nombres, etc... Después puede ser muy tarde.
A los camiones se sube por atrás y se baja por delante, se paga al salir.
Todos tienen cambio, aunque pagues con uno de 10,000 y compres un chicle.
El dinero se da y recibe con las dos manos. Las monedas se ponen en la canastita. 

Se puede tomar en la calle.
Las maquinitas venden bebidas, tanto frías como calientes. Lo que indica cuál es cuál es el color en el precio. Azul fría y rojo calientita.
No se habla por cel en el metro.
No se fuma en la calle pero en los restaurantes y bares sí. Hay lugares específicos para los fumadores, los verás y será chistoso. Hay uno justo donde está la escultura de Hatchiko. Jeje. 

Los lugares cierran media hora de la hora que anuncian. Esto es... si la tienda dice que cierra a las 9pm a los 8:30 ya no puedes entrar. Igual para los museos, los templos y otros lugares públicos.
Encontrarás mucha gente borracha en el metro, nadie de cuidado. Son la buena onda.
Los bares cierran generalmente muy tarde. Son lugares pequeños como para 10 personas. 

Es más barata y grande la chela en lata o botella que la que te sirven en vaso.
Highball (se pronuncia jaibol tal cual) es whiskey con agua mineral y limón. Es más barato que la chela.
Para los viajes largos Tokio - Kioto - Osaka- Tokio. Compra comida, los famosos bentos son una buena opción. También compra una chelita. No se ve mal tomar.

Los enchufes y la corriente es igual que la nuestra. No problema.
A los probadores de ropa se entra sin zapatos.
Bancomer no funciona. Casi nuuunca.

Los cajeros también tienen horarios cierran como a las 8pm. Los más seguros que funcionen son los de Japan Mail son unos verdes. Puedes sacar hasta 70,000 yenes. No intenté más.
Lleva siempre la dirección de tu hotel. 
 
No cambies en el aeropuerto de México, la mejor opción es en Estados Unidos para que ya llegues con yenes.
No son buenos fotógrafos. Checa las fotos que te tomen de favor.
Diles que eres de México, puede ser la puerta para que te sonrían y te hablen un ratito en los bares. Siempre dirán "Ahhhhhh Mekishko". 

A las palabras por lo general les agregan vocales. Ej. Al Kit Kat le dicen "Kito Kato". Lo digo por si no entiendes qué dicen. 

Venden paraguas por todos lados.
En las tiendas todos te darán la bienvenida... varias veces. No te están mentando la madre. Jajaja. 

Las mujeres tienen las piernas chuecas, casi tooodas.
Los hombres se pintan el pelo de café y se depilan las cejas, casi toooodos. 

martes, junio 07, 2016

Se ve, por fin, la estrella de la mañana. Día 36.

viernes, junio 12, 2015

El fin del atardecer

El reporte desde Clavería: Acá se mete el sol y vienen unas nubes, va a llover y es bueno, hace mucho calor. Una briza refresca. Mayra está en casa, familia. El verano ha llegado, justo en el último rayo de sol del día 35.

miércoles, octubre 22, 2014

Palabras

No te voy a decir nada... Y así inicia. Se abrió la ventana, en el hoy, y un viento fresco entró por la ella por eso que se halla en el allá. Lleno. Llenó el cuarto. De lleno. Y luego él, torpe cual es. Miró y se miraron como en un espejo. Se dijo, dicen. Y hablaron, no ellos, los dos dobles. Hablando se habló. Juntos hicieron uno o medio o tres. Fueron fuego y el fuego fue fuego aquel que quema 'que madura, quemadura'. Y se quemaron. Queman. Y se ven, vieron, dicen ver. Vieron. Poeta. Lo suponía, pone, ponía. Pero nada. Qué más a quemada. Y las gotas, buscan. Allá halla haya el calor. Al final eres tan sencilla que me engaño y me muero por hacerlo tan complicado. Como este juego de palabras. AMS.

jueves, septiembre 11, 2014

Jamás


Jamás pensó que la noche terminaría de esa forma. Una serie de explosiones, muchas charlas y besos conectados.

Después, muchos vasos, muchos encuentros, kilómetros andados, autos y frentes destruidas. Por largos lapsos el monstruo, Jamás, salió victorioso, huyéndole a la implacable fuerza del amanecer, al implacable poder de un destino predestinado por su naturaleza ambivalente, por aquella tendencia al boicot que ya muchos colegas científicos habían leído en las estrellas. Aún así, Jamás decidió salir a cobrar lo que la noche le había prometido, a gastar hasta lo último que nunca tuvo, a volar sin alas, a prender los focos con la luz de sus ojos. A fundirse con la noche que él creía eterna. Encontrando simplemente el blackout.

Con el amanecer desaparecieron suavemente las piezas sobrantes de un cuerpo amorfo y poco a poco se dibujó en las sábanas un cuerpo fundido en dos tiempos, en dos espacios, en dos cielos distintos, en dos cuerpos separados, con la memoria quebrada y un poco de resaca. Despertó y desapareció.

Cuentan que en el crepúsculo lo han visto entre sombras, que la profecía ha prometido una venganza. Nada ha sido probado con certeza, ellos simplemente decidieron llamarlo, Jamás.

jueves, agosto 07, 2014

Lluvia

Nunca creí en algo como en la lluvia. Su paso siempre ha sido un augurio, generalmente de tristeza y pesadumbre, digna de su naturaleza. Tan silenciosa, tan constante, tan lluvia. Hoy abrí la ventana de madrugada, horas indignas para su presencia, y de la nada... apareció. Efímera pero contundente. Le ayudé con un par de gotas personales y la saludé mirándola a los ojos. Se confundieron mis lluvias con sus lluvias y te recordé. Otra vez.

(Queso)

viernes, junio 06, 2014

El peso de las partículas sobre el poder del puño. Uno es limpio, suave y contundente. Debe ser duro enfrentarse a él.  El otro, el otro, se come a cucharadas, sabe amargo y es casi imposible de tragar sin sentir al estómago revolcarse entre los otros órganos. El salivar justo después del asco. "No soy tan fuerte", pienso. "Ojalá sólo tuvieras que tomar una bala", ruego. "Son demasiados, son demasiados", lloriqueo. Siento el vómito caminar por mi garganta avisándome que no piensa dar ni un paso atrás. Aquí va.
La hora de las decepciones...
(y reclamos)
Venga
Una por una
¡Déjense venir!
Ya estoy listo
y sobre todo
Acostumbrado
Es la tarde casi noche del día 34. Te extraño. Entiendo la vida después. "It's just an afterlife".