domingo, abril 22, 2007

Por todos lados

Tanto vino y refresco ameritaron el exceso de calimochos. Al centro, una mesa que guardaba lo que rondaba por su cabeza. Rodeándola, guardianes templarios de dichas reliquias. Afuera sembrados esperaban los salamis que solía enguír el muchacho. Adentro, estaba él, haciéndonos hablar sus frases e imitar sus movimientos torpes al bailar. Seguro él reía o cuicuiaba los sones de los Fabulosos Calavera mientras el vino y el refresco me hacían verlo por todos lados.

10 comentarios:

hetsah dijo...

ya no sé cual es el emoticono de abrazo...
pero sabes que te lo envío
un besito y un abrazo juanito
lo demás que haya que decir aquí, ya lo hablamos

MariK dijo...

la imagen de cuando éramos jóvenes...

los simios templarios

Anónimo dijo...

siguen siendo jóvenes, no?

Itzy dijo...

Los quiero mucho Juanito y Marik

Anónimo dijo...

No, tantos desvelos los han hecho envejecer prematuramente...ja ja! (El PaKo)

Xun dijo...

life is short, play hard

Anónimo dijo...

...regreat nothing, fear less...(El PaKo)

l'aldo dijo...

...el maito ha enmudado... pero se le quiere un resto

La Lejana dijo...

Yo tambien lo extrano.
Me gusta leer lo que escribiste sobre el. Vengo cada que necesito trazos perfectos para su recuerdo.
Es tan tuyo, pero puede ser tan mio y tan de todos los que los conocemos, sus jas, un ratoncito timido, siempre retando con preguntas de maraton...
Me gusta leerlo, leerte, porque nadie como tu para hablar de el.

Anónimo dijo...

escribe aquiles!