sábado, julio 22, 2006

Grizzly Man

El deseo puede ser el motor de cualquier búsqueda, por descabellada que parezca. Werner Herzog nuevamente enfrenta a su personaje principal a la locura de la búsqueda. Como en Aguirre, la Ira de Dios, el ser humano parece llevar su instinto hasta las últimas consecuencias, al sin sentido.

Timothy Treadwell, un hombre enamorado de los osos pardos de Alaska decide convertirse en su cuidador, poniéndose en situaciones extremas. En una especie de enamoramiento através de una vida dedicada a la observación y estudio, este hombre-grizzly, se vuelve uno con estos feroces animales salvajes. Su búsqueda está destinada a un final predecible, a la muerte, pero es el proceso en el que él encuentra el sentido de su trabajo y de su vida.

A través de las grabaciones que hizo Treadwell durante los más de 10 años que acompañó a los osos de esa región, Herzog construye su discurso, apoyado por entrevistas de las personas que lo conocieron. Saber si este documental es real o ficción, es innecesario, es el sentido de una vida aislada y apartada de la civilización lo que atrae a Herzog, cuestionando incluso las motivaciones de su personaje, quien pretende encontrar en la naturaleza un orden y un sentido de balance y belleza, pero es el caos y el instinto salvaje de lo que lo rodea lo que lo enfrenta a sus fantasmas.

3 comentarios:

MariK dijo...

siempre tratamos de encontrar el orden... de enmarcar todo con nuestra manera de ver el mundo... hay que dejarlo ser...

tu sisterna dijo...

espero que ahora si la estrenen por acá!
la distribuidora lleva todo el año entre que si y que no... :(

Jorge Darío dijo...

Ya está en DVD, la ví ayer...
Es trágica, y no por la muerte de Treadwell.
Saludos